lunes, 23 de febrero de 2015

Los hombres lobo de los 80s (II)

A Michael Jackson le había encantado Un Hombre Lobo Americano en Londres (1981), especialmente, cómo no, la escena de la transformación del protagonista, así que ni corto ni perezoso llamó por teléfono a John Landis para decirle que quería algo similar para su canción Thriller. En realidad el álbum Thriller ya contaba con dos videos musicales (Beat It y Billie Jean) y el disco ya era número uno en ventas (de la historia) así es que a la discográfica no le interesaba invertir en ello. El propio Michael se ofreció a financiarlo aunque, tras plantearlo como un programa compuesto por el video y su making of, la MTV puso el dinero.  Rick Baker volvía a encargarse de los efectos especiales de maquillaje.

Michael Jackson maquillado de hombre gato
Michael Jackson caracterizado como Werecat para en Thriller.

La parte del video del hombre lobo, la que nos ocupa, se inspira en películas de terror de los años 50, esas que en los USA llenaban los autocines, y con toda probabilidad su principal referencia es la película Yo Fui un Hombre Lobo Adolescente (I was a Teenage Werewolf, 1957). Por supuesto los efectos especiales de la transformación, sin llegar al nivel de los de la película de Landis, son estupendos. Sin embargo, hay un detalle interesante y es que realmente no se trata exactamente de un hombre lobo. Si bien parece ser la luna llena la que desencadena la transformación – incluso le aúlla – la realidad es que la criatura en la que se transforma Michael es, a todas luces, un félido y no un cánido, como delata la forma de las pupilas, el hocico y los bigotes.

En el caso de El Beso de la Pantera (Cat People, 1982) no hay confusión posible, no hablamos de hombres lobo, pero es un título que creo que debe tenerse en cuenta cuando se habla del género debido a lo similar de su temática y al momento de su realización. Se trata de un remake del clásico La Mujer Pantera (Cat People, 1942) propiciado por la intención de Universal de repetir el éxito que habían obtenido con Un Hombre Lobo Americano en Londres.

Nastassia Kinski en Cat People
Un buen remake que, si bien toma cosas del original, expande el concepto de la original.

Yo diría que El Beso de la Pantera es una película con personalidad propia debido a la peculiaridad de algunos de los factores que se conjugan en ella. En primera instancia por dos de los actores protagonistas, Nastassia Kinski y el siempre inquietante Malcom Mcdowell. Además la historia se desarrolla en Nueva Orleans, con lo que el misticismo de la magia negra simplemente flota en el ambiente. A eso le añadimos las fascinación que de por sí despiertan los felinos en general y las panteras negras en particular, la hipnótica música de David Bowie, y la llamativa labor de Ferdinando Scarfiotti en el diseño de producción. Y sin olvidar el marcado erotismo que hay en la película. Incluso el final de la película se sale de lo habitual. No sé, a mi me parece una película muy interesante.

Sobre los efectos especiales hay que decir que son buenos aunque el primer plano de la transformación final, quizás el que habría sido el plano más importante, desmerece al resto. En cualquier caso la película tiene, en mi opinión, eso que caracteriza a algunos remakes de finales de los 70s y principios de los 80s, que no se limitaban a re-versionar el original sino que aportaban algo lo cual hace posible, y deseable, tener ambas versiones en la videoteca particular.

Escena de En Compañía de Lobos
Muy interesante versión de Caperucita Roja. Y bastante mejor que la de 2011.

Y volvemos con las películas de hombres lobo. Si ya decía en el post anterior que Aullidos y Un Hombre Lobo Americano en Londres para mí compartían el primer puesto, el segundo se lo doy a la británica En Compañía de Lobos (The Company of Wolves, 1984), de Neil Jordan. La película es una especie de versión del cuento de Caperucita Roja, en la cual la abuela cuenta una serie de historias a su nieta con el fin de aleccionarla sobre… los hombres, y es que al fin y al cabo se trata de una película sobre el final de la pubertad de la mujer y el despertar de su sexualidad. Y así es como, en cada una de las historias aparecen, de una forma u otra, estos hombres que no son sino lobos.

Visualmente la película tiene estilo de cuento oscuro, con un reparto con actores como David Warner, Angela Lansbury o Stephen Rea, actor fetiche del director. A destacar también a la joven y bellísima protagonista, la cual hizo muy poco cine después. Hay gran número de transformaciones, diferentes de un cuento a otro, todas sorprendentes y, en general, realizadas con efectos especiales aceptablemente buenos. Quizás el punto flaco de la película son los lobos una vez transformados, animales reales, ya que si bien hay auténticos lobos en algunas ocasiones casos parece que cuelan algún que otro perro para hacer bulto.

Transformación de En Compañía de Lobos
Una de las muchas transformaciones que podemos ver en la película de Neil Jordan.

También en 1984 llega Miedo Azul (Silver Bullet), basada en la novela corta El Ciclo del Hombre Lobo, de Stephen King, y protagonizada por Corey Haim (Jóvenes Ocultos), Megan Follows (Ana de las Tejas Vedes) y Gary Busey. Es una película con un tono diferente a las que hemos visto, dirigida a un público adolescente (de la época) y que si bien resulta muy entretenida si es verdad que tiene un regusto como a telefilm. No obstante, una vez más, se trata de una película con buenos efectos especiales y con un monstruo, un poco cabezón eso sí, diseñado por Carlo Rambaldi (E.T. el Extraterrestre). Como ocurre en el género en la década, y según la pauta marcada por Un Hombre Lobo Americano en Londres y Aullidos, una vez más los personajes existen en el mismo mundo que el espectador y, como él, conocen la mitología en torno al monstruo.

Corey Haim, Megan Follows y Gary Busey
- Mi sobrino se cree que es el Llanero Solitario...
- Quiere que le haga una bala de plata ¿no?

En 1985 Michael J. Fox se había hecho muy popular gracias a Regreso al Futuro y protagoniza una nueva comedia juvenil de corte fantástico, Teen Wolf. En España originalmente se tituló De Pelo en Pecho pero creo que a estas alturas es más popular por su título original, incluso contó con una serie de dibujos animados que se emitió con ese título en España.

Una vez más el concepto está inspirado en Yo Fui un Hombre Lobo Adolescente, pero en clave de comedia adolescente con todos sus tópicos: mientras que el protagonista, Scott Howard, suspira por la chica más popular del instituto no se da cuenta de que la que considera su mejor amiga lo hace por él, hasta que aprende la lección de que lo que importa es el aprecio de quienes le valoran por quien es realmente, no por lo que aparenta ser.

La única transformación que vemos en la película está bien resuelta aunque no deja de caer en el mismo error que la de Aullidos al usar nuevamente el sistema de vejigas de látex: las deformaciones en el rostro no consiguen dar la sensación de que los huesos estén cambiando a una forma concreta sino que parecen algo caótico.

Michael J. Fox en Teen Wolf
Michael J. Fox como Scott Howard. La verdad es que mucho no intimidaba.

La película no fue un gran éxito, o al menos lo que se esperaba de ella, pero no creo que sea en absoluto una mala película, resulta entretenida y a día de hoy un clásico de los 80s. Y además tuvo continuación que en España se llamó De Pelo en Pecho II pero, al igual que con la primera parte, se suele referir a ella como Teen Wolf II aunque perdiendo el juego de palabras del título original inglés que era Teen Wolf Too.

En esta segunda parte el protagonista es Todd Howard un improvisado primo de Scott al no contar nuevamente con Michael J. Fox. El protagonista es Jason Bateman, popular en la época por la sitcom La Familia Hogan. Si bien no creo que sea del todo una mala película, ya que resulta entretenida, si es cierto que delata pobreza de medios en aspectos esenciales como el maquillaje facial del protagonista, en el cual podemos apreciar claramente los límites de las prótesis de látex.

Jason Bateman en Teen Wolf 2
Jason Bateman es Todd Howard en Teen Wolf Too, que viene a ser un calco de la primera parte.

Eso sí, como secuela creo que podemos decir que se trata de una de las peores de la historia: no cuenta con el actor original pero seguimos con la familia Howard, y en este caso en la universidad en vez del instituto, con lo cual da sensación de parche. Subrayando lo innecesario que era mantener ese entorno sin tener J. Fox, algunos de los personajes de la primera parte son interpretados por actores distintos. Es el caso de Stiles, el mejor amigo de Scott, y del entrenador de baloncesto, que en esta ocasión es entrenador de boxeo (?) y querrá sacar partido de la peculiaridad de los Howard... Efectivamente, todo parece apuntar a un reciclaje de un guión original pensando para Michael J. Fox y reconvertido en un calco de la historia original. Los únicos actores del reparto original que quedan son James Hampton como el padre de Scott y tío de Todd y Mark Holton.