lunes, 22 de junio de 2015

Gotham y Supergirl

Nota: El siguiente artículo contiene spoilers del contenido del piloto de la serie de Supergirl.

Antes de que empezara Gotham la impresión que yo tenía de lo que querían hacer era que iba a tratarse de una serie sobre el departamento de policía de Gotham, en la línea de tantas otras series de policías, pero con el detalle de sería en la ciudad de Batman años antes de su aparición, el protagonista un joven Jim Gordon y eventualmente habría guiños a la mitología del hombre murciélago. En aquellos días, cuando yo creía que eso era lo que pretendían hacer, ya para mí no tenía mucho sentido: tener de fondo y de manera anecdótica la ciudad para acabar haciendo otra serie más como hay tantas... me parecía un desperdicio de la licencia.

Imagen promocional de la serie Gotham
Solo en esta imagen  promocional ya tenemos a los futuros Pingüino, Catwoman, Poison Ivy,
Enigma y al comisario Gordon... a parte de al propio Bruce Wayne.

Ignoro si simplemente nunca fue esa la intención o si es que las cosas acabaron cayendo por su propio peso en cuanto se pusieron con la preproducción de la serie pero el caso es que desde el principio Gotham fue lo que inevitablemente no tenía más remedio que ser: una serie de Batman. Por un lado el reparto fijo del personal que trabaja en la policía de Gotham se cuenta con los dedos de una mano obviando que no estamos viendo precisamente Canción Triste de Hill Street. Por otro lado, y a menudo de manera un tanto forzada y anacrónica, prácticamente todo el universo batmaniano está presente... con una única y escandalosa excepción: el propio Batman... y tampoco del todo, porque tenemos a ese Batman incipiente que es el pequeño Bruce Wayne con lo cual la pregunta surge: ¿Para hacerme esto... por qué no me hacéis directamente una serie de Batman?

La serie me está gustando, pero en cierto modo es como uno de esos moldes de silicona que venden para bizcochos, uno en este caso con la forma de Batman: no tienes a Batman pero tienes un hueco con su forma definido por todo lo demás que sí hay en ella. Y eso mismo es lo que le pasa a Supergirl.

Si en mi opinión hacer una serie sobre Gotham, sin Batman, era algo un tanto desacertado, hacer una de Supergirl sin tener una de Superman previa lo era bastante más y eso se hizo más evidente con los tráiler y finalmente tras haber visto el episodio piloto.

Imagen promocional de Melissa Benoist como Supergirl
La nueva Supergirl.

Ya desde el principio del capítulo se hace evidente, durante las escenas en las que la voz en off de Kara nos cuenta su origen: vemos la escena en la que Jor-El y Lara meten al pequeño Kal-El en la nave espacial que le llevará a la Tierra. Están en una especie de larguísimo túnel que a todas luces parece destinado a eso, el despegue de vehículos espaciales. Una vez la nave de Kal-El abandona el túnel en dirección al espacio, la cámara se va alejando hacia atrás desde donde han quedado Jor-El y Lara, hasta que dejamos de divisarlos, y entonces vemos a Zor-El y Alura despedir a Kara, aún una niña, diciéndole que debe proteger su primo, el bebé Kal-El. Ella sube a la nave espacial que sale disparada por el mismo túnel, hacia el espacio, pasando al lado de donde hace un par de minutos estaban Jor-El y Lara pero donde ya no están... A mí al menos esa estupenda escena me la sabotea una jocosa sensación de que Jor-El y Lara ignoran todo que está ocurriendo justo detrás de ellos, que no están al corriente de los planes de  Zor-El y Alura de mandar a su hija a hacer de canguro del pequeño Clark... Como si fuera La vida de Brian (1979) o el especial Phineas y Ferb: Star Wars (2014) donde los protagonistas viven sus propias aventuras a la sombra de los verdaderos protagonistas los cuales los ignoran por completo.

Así, con esa escena y las que le suceden, nos queda claro que, como no podía ser de otra manera, en el universo donde transcurre la serie, Superman existe. Como cualquiera que conozca un poco el personaje sabe, lo que pasó es que el vehículo donde viajaba Kara acabó llegando a la Tierra años después que el de Kal-El aunque para ella no había transcurrido apenas tiempo. Así es el propio Superman el que acaba acudiendo a donde se estrella la nave y rescatándola. Nunca vemos el rostro a Superman, ni a Jor-El y Lara, con toda seguridad por no quitarle protagonismo a Supergirl  pero quizás también cubriéndose la espaldas, quien sabe, a en un futuro hacer una serie de Superman.

A continuación damos un salto en el tiempo y nos situamos definitivamente en la actualidad con una Kara de veintitantos, conociendo donde trabaja en una serie de escenas que nos recuerdan poderosamente a la película El Diablo Viste de Prada (2006) donde nuestra protagonista viene a ser lo que en aquella era el personaje de Anne Hathaway  y Calista Flockhart (Ally McBeal) hace las veces del de Meryl Streep. Y empiezan los conflictos con la mitología de Superman.

Imagen del piloto de Supergirl
Esto es lo mejor que llegamos a ver a Superman en el piloto de Supergirl.

El personaje de Calista es Catherine "Cat" Grant que ignoro cómo será su versión actual en los comics pero que en el Universo DC tras El Hombre de Acero de John Byrne (y en la serie Lois & Clark) era periodista del Daily Planet, como Clark y Lois, encargada de la sección de sociedad y tal. Aquí parece ser propietaria de una editorial que tiene varias publicaciones y tiene su propio edificio. En principio, por mí ningún problema, pero si en un momento dado se decidieran a hacer una serie sobre Superman tendríamos una baja importante en la plantilla del Planet. Pero bueno, vale.
También tenemos a Jimmy Olsen, pero como el mismo se encarga de decirnos solo lo llaman así su madre y Superman, para todos los demás es James. Es muy alto, va con la cabeza rapada y es negro. Al menos sigue siendo fotógrafo. La pregunta antes de ver el piloto era ¿Qué necesidad había de llamarlo Jimmy Olsen si iban a hacer un personaje tan diferente? Tras ver el episodio la respuesta es obvia y evidencia el handicap que supone para la serie no tener los cimientos de una previa protagonizada por Superman. Jimmy Olsen tenía que estar en la serie para poder atenuar en la medida de lo posible el hecho de que Superman brilla por su ausencia. Es lo que ocurre en una escena al final del capítulo, en la cual Jimmy Olsen - lo siento, no me sale llamarlo James - le da a Kara un regalo de parte de su primo... a ver... es Superman... vuela y es muy rápido... ¿y no tiene tiempo para llevarle ese regalo en un momento tan importante para Kara? No solo eso, en varios momentos, parece hacerse evidente que hace mucho que Kara y Clark no se ven. Y tiene pinta de que esa va a ser la tónica general de la serie a la hora de tratar a Superman.

Melissa Benoist y Mehcad Brooks como Kara Danvers y Jimmy Olsen
Kara y Jimmy Olsen... ni pelirrojo, ni blanco, ni nada...

Literalmente en esta serie hay un hueco con la forma de Superman, es el problema del elefante en el salón, al que no se le quiere dar relevancia pero que inevitablemente está ahí y no se puede obviar fácilmente. Ya en el propio piloto surgen ciertas dudas como por el hecho de que una organización gubernamental dispongan de kryptonita y la usen muy a la ligera como si la tuvieran en cantidad. Con el hecho de que empiecen a aparecer villanos escapados de una prisión procedente de la zona fantasma - que en esta historia funcionará como dispensador the freaks of the week de la misma forma que el acelerador de partículas en The Flash - en el futuro, cuando ya haya ocurrido varias veces... ¿Cómo van a justificar que Superman se mantenga al margen? ¿Que no se involucre en los sucesos más importantes que ocurran y afecten a Kara? ¿Por qué ella en un momento dado dice que no existen los alienígenas si Superman ya es públicamente conocido? Aunque nadie sepa que es alienígena se habrá enfrentado a alguno ¿no? Si no es así... ¿No sería lógico que se involucrara de lleno cuando aparezcan los alienígenas escapados e incluso los otros kryptonianos que van a aparecer?

En el lado positivo he de reconocer que Melissa Benoist, no teniendo el rostro que yo le habría puesto a Supergirl, hace un buen trabajo tanto como Supergirl como, especialmente, Kara. Además, el tono de la serie parece ser justo el que debe tener, luminoso, muy en la línea de la serie de Flash. Y no es poco ya que puede que sea uno de los factores que hagan que la serie funcione a pesar del fantasma de Superman. Eso sí, van a tener que ponerse las pilas, otras series empiezan a funcionar de manera tardía, a partir de la mitad de la primera temporada pero en este caso la primera solo cuenta con trece episodios. En fin, ya veremos, es pronto para saber cómo lo van a hacer.

martes, 9 de junio de 2015

Superman II: El Destino del General Zod, Ursa y Non

Alguna que otra vez había pensado en escribir sobre esto pero nunca acababa de decidirme entre otras cosas porque no tenía claro que fuera algo sobre lo que extenderme en una entrada. En algún momento consideré añadir algún párrafo extra al respecto en el primer artículo que publiqué en el blog, en septiembre de 2013, sobre el enfoque de Superman en Man of Steel, pero no me parecía bien modificar a posteriori aquel artículo. Y también pensé en escribir algunas líneas sobre ello en el artículo que escribí en abril de este año sobre el Superman de Lester pero me parecía que no tenía razón de ser en aquel artículo. Finalmente me he decidido a dedicarle esta entrada... ¿Sobre qué estoy hablando? Pues resulta que para mi desconcierto hay no poca gente para la cual Superman II acaba con Superman matando al General Zod, Ursa y Non, los villanos kryptonianos escapados de la Zona Fantasma. Recordemos la situación:



La escena transcurre en la Fortaleza de la Soledad donde Superman susurra a Lex Luthor que debe conseguir que los villanos entren en la cámara donde perderán sus poderes. Luthor delata el plan a los villanos y estos obligan a Superman a meterse él en la cámara. Una vez sale, presuntamente desprovisto de sus poderes, Zod le obliga a arrodillarse ante él y cuando Superman le coge la mano, en ademán de sumisión, la aprieta hasta hacerle gritar, evidenciando que son ellos quienes han perdido sus poderes, y mientras se levanta, lo iza por la cintura y lo lanza contra una pared inclinada que hace que se deslice hacia el fondo del foso que rodea las superficies donde están los demás. El bruto Non, al ver esto, decide alzar el vuelo pero al no tener poderes cae igualmente en el foso. Luthor acaba de entender lo que ha hecho Superman y este se lo confirma con un gesto y la misma sonrisa con la que asiste a la revancha de Lois, quien se vuelve hacía Ursa, que la mantenía como rehén, le recuerda que ahora pesa más que las moscas y le propina un puñetazo con el cual la hace caer igualmente al foso. Tras eso vemos a Superman y Lois abandonar volando la Fortaleza de la Soledad en dirección a Metrópolis.

Pues bueno, resulta que, al parecer, para algunos espectadores, el gran boy scout azul, en la que probablemente sea la personificación más pura que ha tenido, la de Christopher Reeve, lo que hacía en este final era arrojar alegremente - literalmente, con una sonrisa - a los villanos, ahora ya desprovistos de sus poderes, a un abismo en el fondo de cual morirían por el impacto contra el suelo... - "¡Venga Lois, empújala para que se mate!". No es ya el debate de si Superman mata o no, sino que lo que vemos en esta escena, visto desde ese prisma, es una orgía psicópata. Lo gracioso es que además en la escena siguiente vemos a Superman y Lois abandonar la Fortaleza... pero no a Luthor.



- ¡Qué divertido es matar, Superman! ¿Puedo matar otro?
- Lo siento Lois, ¡ya no quedan más!

No he sabido nunca de nadie que interpretara que Luthor hubiera muerto pero la cosa es que de allí no sale, es decir que, continuando en la misma línea de pensamiento, la interpretación lógica sería que Superman ha dejado en libertad a un criminal con la posibilidad probable de que al tener que irse a pie desde el Polo Norte muera en el camino por congelación... Eso suponiendo que no optara directamente por tirarlo al foso también.

Volviendo a lo de Zod, Ursa y Non, la verdad es que no puedo entender que la gente lo interpretara de esa manera. Me ha sorprendido mucho que incluso gente muy fan del personaje, con gran aprecio por las películas de Reeve, hiciera esa lectura de lo que estaban viendo. Por supuesto nada de eso es lo que ocurre y cuando se entiende bien el personaje, y especialmente en la versión de Reeve, lo tienes muy claro. Lo que sí es verdad es que descubriendo que hay fans del personaje que aceptaban eso... ¿cómo no van a aceptar versiones menos fieles como la de Man of Steel?

Desconocemos que trucos esconde la Fortaleza de la Soledad.

Realmente solo vemos como los villanos se pierden en una niebla blanca con luces verdes...

¿Qué es lo que realmente ocurre con Zod, Ursa y Non? En la película pocas pistas se nos dan pero, como digo, entender a Superman es una clave esencial para ello: no los mata. La Fortaleza de la Soledad de las películas es bastante críptica, toda ella basada en los cristales pero que no por ello deja de tener mobiliario y tecnología... aunque no podamos distinguirla. ¿Sabemos que es lo que hay en el fondo del foso? No. Pero es que también es una película que en ciertos momentos nos exige que disculpemos una forma ligerita de interpretar lo que ocurre, como por ejemplo cuando vemos a Superman susurrarle a Luthor su plan mientras los villanos de brazos cruzados se dedican a mirar las paredes. Dedicada principalmente a un público infantil lo que basta es decir: Superman ha ganado a los malos ¿Qué más da lo que pasa después con ellos?

Zod, Non y Ursa son arrestados por una patrulla ártica.

Luthor es arrestado. Al fondo izquierda podemos ver a Non.

Pero bueno, aunque en la película no se explica que pasa con ellos, sí que lo podemos saber a partir del metraje que no se incluyó. Efectivamente vemos como una patrulla ártica se llevan de la Fortaleza de la Soledad a Luthor y a los tres villanos. La exclusión de dicho material no implica que esos hechos no tengan lugar, simplemente se hace para agilizar la película aunque probablemente tuvo algo que ver el hecho de que, además, eran escenas rodadas por Donner y de él solo quedó en la película el material que no pudo rodarse de nuevo y era estrictamente necesario para que la película tuviera sentido.

Otra pista más la tenemos en las ideas originales que Bryan Singer tenía para Superman Returns. Singer quería a Jude Law para interpretar a Zod y la verdad es que caracterizado habría quedado bastante bien. Cuando Law rechazó el papel el personaje fue eliminado del guión. Es de suponer que, en esa versión de Superman Returns, Zod habría salido de prisión con Luthor y que este le habría ayudado a volver a tener sus poderes.

Foto de Jude Law
Jude Law habría sido el relevo de Terence Stamp