jueves, 27 de agosto de 2015

Cuatro Fantásticos: Chronicle 2

Cartel promocional de Cuatro Fantásticos (2015)
Cuatro Fantásticos de Josh Trank

El fin de semana pasado fui a ver la nueva versión de Los 4 Fantásticos de Josh Trank pero antes volví a ver las dos películas Los 4 Fantásticos (2005, 2007) de Tim Story. La primera me gustó en su día y mi opinión sigue siendo la misma: es una buena adaptación de los personajes. El espíritu de los cómics está ahí, el carácter de los personajes y las relaciones entre ellos. Las únicas pegas que le veo son el disfraz de goma que viste Michael Chiklis, la altura del personaje, y los chistes que rodean a su personaje aunque incluso la relación entre La Cosa y La Antorcha, con sus bromas, captan a la perfección el tipo de relación que ha habido entre ellos durante muchos  años. Tampoco Jessica Alba, por no ser rubia, era la mejor opción para Sue, pero aparte de ese detalle la verdad es que no lo hace nada mal. Incluso a pesar de desposeer al Doctor Doom1 de su status de monarca y la parafernalia que lo rodea hay detalles que hacen que no sea una mala versión del personaje. ¿Podía haber sido mejor película? Sin duda, pero no es una mala adaptación en absoluto.
  
La segunda película, sin parecerme mala, si me pareció inferior a la primera aunque ahora vista con el tiempo me parece entretenida. Se abusa más de la comedia fácil y los chistes  en torno al personaje de La Cosa y sigue fallando el traje de goma. Y falla que el Doctor Doom muestre su cara impoluta y falla estrepitosamente la nebulosa extraña que es Galactus. Pero como digo, la película entretiene y los personajes siguen siendo Los 4 Fantásticos.

Foto de Los Cuatro Fantásticos (2005)
Los 4 Fantásticos en la versión de Tim Story.

Y bueno, como decía, también fui a ver la nueva versión de Josh Trank. Hay que recordar que el director empezó a hacerse popular tras dirigir Chronicle (2012), una película de estilo cámara en mano sobre unos adolescentes que consiguen superpoderes. La película estaba enfocada desde un punto de vista realista y la verdad es que es recomendable. Así que Fox debió decidir que el director podía darle un nuevo enfoque a Los Cuatro Fantásticos en este reboot.

Cuatro Fantásticos ya desde el principio tuvo la desaprobación de los fans debido a la información que poco a poco iba saliendo a la luz. El primer problema fue que el personaje de La Antorcha Humana, un personaje que en los cómics es blanco y rubio, lo iba a hacer Michael B. Jordan, un actor negro que ya había trabajado con Trank en Chronicle. Después de eso, al parecer, Kate Mara, que interpreta a Sue Storm, dijo en unas declaraciones que la película no tendría nada que ver con los cómics, Miles Teller, el nuevo Reed Richards, acabaría diciendo que los personajes no llevarían "trajes horteras" y finalmente Trank decía que una de sus inspiraciones para esta película era La Mosca (1986) de David Cronemberg.  Llegados a este punto los fans ya estaban bastante mosqueados con el proyecto meses antes del estreno. Mi teoría, medio en broma, medio en serio,  era que las partes mataban dos pájaros de un tiro: Fox daba el dinero a Trank para hacer Chronicle 2 con más presupuesto y este a cambio la llamaba Cuatro Fantásticos para que Fox no perdiera los derechos sobre los personajes (y revertir estos a Marvel).

Escena de Chronicle
Chornicle, la película de ciencia-ficción y superhéroes de Josh Trank

Cuando salieron los primeros trailers y fueron vapuleados por los fans yo lo tenía claro: no parecían en absoluto Los 4 Fantásticos pero todavía podía ser, quizás, una buena película de ciencia ficción. Y esa ha sido mi opinión aún cuando tras estrenarse en USA todo apuntaba a lo peor: El propio director decía a través de twitter en los días del estreno que no su versión de la película y que Fox le había obligado a cambiar cosas. No es algo infrecuente pero no se suele airear este tipo de cosas cuando la película apenas se ha estrenado y sin duda Fox le va a pasar factura por ello.

También ha salido a la luz que había broncas entre el Trank y Teller, actor al que el mismo director había elegido, hasta el punto de casi llegar a las manos y roces con Kate Mara, actriz que al parecer le fue impuesta por Fox. O que el director llegaba bebido o drogado a rodar y se aislaba del resto del equipo hasta que llegaba el momento de hacerlo. E incluso que otros directores podrían haber arreglado para Fox la película con el resultado final que vemos en pantalla. Independiente de qué cosas sean verdad y qué no, lo que sí es verdad es que ha afectado negativamente a como está funcionando la película en pantalla.

Escena de Cuatro Fantásticos (2015)
Con suerte los personajes volverán a Marvel y... ya veremos que hacen...

Mi opinión sobre la película una vez vista es que efectivamente, si se cambian los nombres de los personajes ni te enteras que tiene que ver, ni remotamente, con Los Cuatro Fantásticos. Solo los poderes de los cuatro personajes hacen evidente algún parecido a partir del momento en que los adquieren aunque en este caso no pueden controlarlos y para ello necesitan los trajes que llevan. En el caso del Dr. Muerte cualquier parecido con el personaje original es inexistente. El casting tampoco ayuda en absoluto siendo Kate Mara la única que recuerda al personaje original, más que nada físicamente, porque incluso la capacidad de sus poderes se exagera. Lo mismo ocurre con la inteligencia de Reed al que ya vemos crear una máquina de teletransporte siendo solo un niño. La Cosa es digital en este caso, mucho más impresionante que el traje de goma de Chiklis, pero su rostro no convence, se ve demasiado digital, muy muñecote y no recuerda al de los cómics. Además, se hace trampas metiendo un intervalo de un año a partir de que los personajes adquieren los poderes, con lo cual se evita profundizar en cómo los personajes, especialmente La Cosa, asimilan lo que les ha pasado y acaban, de una manera u otra, asumiéndolo. Y el final es apresurado, como si le faltara algo en medio, como si fuera un trámite que cumplir y Doom un personaje con el que no se tiene muy claro qué hacer.

A pesar de todo esto y si bien no es una película estupenda tampoco creo que sea exactamente mala. Me es dificil evaluarla porque no sé qué pensaría si no conociera el cómic pero me pareció entretenida. Al menos en ese primer visionado no se me hizo aburrida y quizás el mayor lastre que tiene no es no parecerse a Los 4 Fantásticos sino precisamente haber pretendido serlo cuando está claro que no lo es. Con la misma trama pero sin ese título, sin esos nombres y sin tener que atenerse necesariamente a esos mismos poderes quizás habría sido una película de ciencia ficción - o Chronicle 2 - hasta interesante donde se podría haber ahondado, al estilo de La Mosca, precisamente en esa parte que se ha obviado en el metraje final, en el drama personal y la desigual fortuna de cada uno de los personaje con sus respectivos poderes.

En fin, personalmente lo que espero de esto es que Marvel consiga recuperar los derechos de los personajes y que Josh Trank pueda levantar cabeza tras este bache.

1 En ambas versiones, en el doblaje al español, se llama a Doom como en los cómics, Dr. Muerte, y no viéndolo incorrecto yo hubiera preferido que dejaran el original Dr. Doom.