miércoles, 25 de noviembre de 2015

Dragon Ball: los cortos de Youtube.

Hace unos días descubrí a través de las redes sociales un corto de Dragon Ball hecho por fans titulado Dragon Ball: The Fall of Men. La opinión generalizada y las críticas se han centrado en lo absurdo que es que tenga mejor pinta que una producción hollywoodense de gran presupuesto como fue Dragon Ball Evolution (2009) y es que en realidad no se trata de cuánto dinero se invierte sino de algo tan sencillo de hacer como es respetar el material original. Es curioso porque siempre pensé, desde que lo vi como Spike en Buffy, Cazavampiros (1997-2003) , que habría que contar con James Marsters en una adaptación de Dragon Ball para que interpretara a... ¡Vegeta! ¿Soy el único al que Spike le recordaba a Vegeta? Y efectivamente Marsters acabó siendo el villano de Dragon Ball Evolution como... ¿¿¿Piccolo??? Recuerdo que algo similar me pasó con Dragones y Mazmorras, que pensaba que, en una buena adaptación de la serie de dibujos animados, Jeremy Irons debería interpretar a Venger y luego acabaron haciendo aquella película tan mala1 basada no en la serie sino, supuestamente, en el juego de rol a pesar de lo cual... ¡Jeremy Irons estaba en ella! No sé, me da la sensación con estas cosas de que hubo gente que, en algún momento muy al principio de las respectivas producciones, pensó lo mismo que yo, sugirió a esos actores y a la larga cuando los proyectos derivaron en lo que finalmente fueron, conservaban a los actores aunque se hubiera perdido la razón por las que se propusieron.

Captura de Dragon Ball Z: The Fall of Men
Trunks y Bulma de Dragon Ball Z: The Fall of Men.

Volviendo a Dragon Ball: The Fall of Men es una versión libre del arco que se suele usar cuando se adapta Dragon Ball a imagen real, La Historia de Trunks, del futuro apocalíptico en el que los androides habían acabado con Goku y sus amigos. Supongo que es debido a su extensión y a que permite economizar al poder excusar la ausencia de muchos de los personajes principales. Ciertamente lo que más llama la atención es efectivamente el mimo con el que se cuida la fidelidad a la mayoría de los detalles del vestuario, las técnicas de los personajes y, muy especialmente, las localizaciones. No me ha gustado, en cambio, el tono, la música y esa voz en off durante toda la historia intentando darle una excesiva trascendencia. Además dicha narración es tramposa, incluyendo un giro inesperado hacia el final, que te hace malinterpretar todo lo que estás oyendo hasta ese momento y te invita a volver a verlo con la perspectiva correcta. Para mí eso es un fallo muy gordo a la hora de contar una historia.

¿Es perfecta dentro de sus posibilidades? No, ni mucho menos. Teniendo en cuenta el mimo con el que se han tratado los detalles resulta chocante lo desacertado de un reparto donde probablemente el más fiel resulte ser el Dr. Brief, el padre de Bulma. La actriz que la interpreta a ella queda muy bien como "madre científica de un futuro apocalíptico" pero resulta difícil descubrir en ella el supuesto sex appeal que habría tenido años antes el personaje de Bulma. Y sobre Trunks, siendo además el protagonista de la historia, bueno... más allá del vestuario, el parecido es inexistente.

Hay otros cortos hechos por fans que son igualmente interesantes de mirar. El más destacado sería el anterior y más popular Dragon Ball Z: Light of Hope, también inspirado en La Historia de Trunks donde hay muy buenas caracterizaciones de los androides Nº 17 y Nº 18 y pierde, respecto a Fall of Men, en el aspecto de las localizaciones, por ejemplo en la arquitectura de las ciudades. Sin embargo, no disgustándome, no acaba de convencerme la elección de razas de Trunks y Gohan.

Captura de Dragon Ball Z: Light of Hope
Los Androides Nº 18 y Nº 17 de Dragon Ball Z: Light of Hope.

Este es un tema que suele ser objeto de debate cada vez que aparece un corto de Dragon Ball en imagen real con actores occidentales: la primera objeción que muchos que suelen tener es que Goku y compañía son, en el manga y anime, orientales. Lo cual creo que es, cuando menos, cuestionable. No hay nada en el aspecto físico de los personajes que determine que son orientales empezando por la forma de los ojos. Alguien podría decir "es que los personajes manga se caracterizan por tener los ojos grandes...", exactamente igual que los personajes en los dibujos animados occidentales y es que como ya comentaba en otro artículo una de las grandes influencias de Osamu Tesuka, el padre del manga, eran los dibujos occidentales, especialmente Disney.

En general no hay nada en los personajes de manga o anime que los identifique como orientales más allá de sus nombres, sus ropas o entorno e incluso muchas veces es cuestionable. Tenemos que creernos que, en Ramma 1/2, Akane y sus hermanas son japonesas por el entorno en el que viven. En cambio por mucho que los personajes tengan nombres japoneses me resulta difícil ver a las dos Sailor Moon rubias como orientales. Podemos sacarnos de la manga - que no del manga - que se tiñen pero la realidad es que en el mundo ficticio de los dibujos animados japoneses el color natural de los personajes igualmente puede ser rojo o celeste. Y ojos grandes y redondos.  Es un hecho, los orientales en los dibujos animados japoneses suelen tener exactamente el mismo aspecto que los occidentales.

Captura de Dragon Ball Z: Light of Hope
Son Gohan y Trunks en Dragon Ball Z: Light of Hope.

No hay ninguna razón para pensar que Goku, por ejemplo, sea oriental, por el mero hecho de que el mundo de Dragon Ball no es nuestro mundo, hay otras ciudades, otros continentes. Con ciertos personajes si es cierto que se invita a pensar que son orientales como en el caso del abuelo Gohan que, por su aspecto, sus ropas y el entorno nos remite a estereotipos que hemos visto en las películas de kung fu de Hong Kong. Goku en cambio es adoptado y tiene al principio un origen incierto que más adelante se revela como extraterrestre. ¿Es que un alienígena no puede tener un aspecto oriental? Por supuesto que sí pero una vez más no hay nada determinante para considerar que Goku es oriental. Insisto, los rostros de los personajes mangas son neutros.

Otro personaje que al principio invita a pensar que es oriental es Krilin. Su diseño original nuevamente remite a un estereotipo, el del monje shaolin y si bien tiene esos ojos grandes que todo personaje manga tiene hay un detalle interesante en ellos: la ausencia del blanco del ojo parece subrayar que el ojo grande neutral queda porque es una cuestión de diseño pero que el personaje tiene ojos pequeños porque es oriental Lo curioso es que en este caso el dibujo va evolucionando y llega un momento en el que el personaje recupera el blanco del ojo: ¿Se ha vuelto Krilin occidental? No, simplemente en los primeros episodios en los que aparece se remarca que es un sacerdote shaolin y posteriormente se pierde la necesidad de incidir en eso en favor de un mejor diseño.

En cualquier caso ni siquiera los japoneses le dan tanta importancia a la raza de los personajes cuando se adaptan a imagen real o al menos eso se desprende de los trailers de El Ataque de los Titanes (2105) donde todos los actores que se ven son orientales mientras que en el anime se deja claro expresamente - porque por el dibujo no lo íbamos a saber - que solo uno de los personajes orientales, una chica, es oriental y que por ello tiene una belleza exótica.

Captura del trailer de Attack on Titan
Los personajes occidentales de El Ataque de los Titanes son orientales en la versión en imagen real.

En definitiva, y en mi opinión, Goku, Bulma, Mr. Satan y Videll tendrían aspecto occidental. De hecho la elección de Justin Chatwin fue de las pocas cosas que no me parecieron desacertadas de Dragon Ball Evolution. Con esto no digo que fuera el Goku ideal pero no me pareció una mala elección. Otro actor cuyo físico me cuadra con Goku es el Fred Savage de la época en la que hizo La Princesa Prometida (1987) o las primeras temporadas de Aquellos Maravillosos Años (1988-1993).

Yamsha, Chichí, Ten Shin Han, Krilin, el abuelo Gohan y Mutenrochi serían orientales. Son Gohan y Goten serían occidentales también aunque quizás tuvieran rasgos ligeramente orientales. Trunks es occidental: creo que no somos pocos los que pensamos que es el Leonardo DiCaprio de sus primeras películas. Y finalmente Vegeta podría ser oriental aunque como he dicho antes puedo ver al James Masters de Buffy en el papel. Sobre Piccolo no tengo opinión, creo que es irrelevante su raza, aunque mientras escribo esto se me ocurre así de pronto que podría ser interpretado por un actor de origen árabe como, por ejemplo, Naveen Andrews, el Sayid de Perdidos (2004-2010).

En The Fall of Men tambien tenemos ocasión de ver a Célula. Los realizadores han decidido rehusar mantener el rostro humano que la criatura tiene en su forma perfecta, que es la que presuntamente aparece en el corto, aunque acaban dándole un aspecto demasiado alienígena que, siempre en mi opinión, desaprovecha las posibilidades del personaje y de su naturaleza original de insecto. Entiendo que a priori puede parecer que adaptar el aspecto del personaje en el manga puede no convencer demasiado, especialmente si lo que nos viene a la cabeza es un villano al estilo Power Ranger pero creo firmemente que es posible una adaptación más fiel al diseño original y que a la vez resulte, cuando menos, inquietante.

Captura de Dragon Ball Z: The Fall of Men
El Célula alienígena de Dragon Ball Z: The Fall of Men.

Supongo que soy un purista en este sentido, me gustan que las adaptaciones de comics mantengan lo más fieles a los originales incluso visualmente y creo que la idea "esto no funcionaría en pantalla" no siempre es cierta: a veces basta cambiar el enfoque: mantengamos la cara humana de Célula. Apartemos la idea del actor con maquillaje blanco y pensemos otra cosa. Consideremos un rostro humanoide blanco, de rasgos suaves, con una textura casi gelatinosa, ligeramente translucida, como una larva. Supongamos que ese rostro y esas manos son como postizos, de la misma forma que en un organismo cibernético las partes orgánicas se valen de las robóticas para cumplir ciertas funciones, en este caso el insecto humanoide se valdría de ese rostro parcial y esas manos para parecerse a un ser humano y poder comunicarse2. Enfocando así el personaje incluso un concepto tan aparentemente ridículo como el de los Cell Jr. se presta a la adaptación, con rostros semejantes a los de fetos ya desarrollados, con ese mismo aspecto gelatinoso e inquietante entre el de un niño pequeño y algo inhumano.

Captura de la serie de dibujos Dragon Ball Z (Cell)

En fin, lo dicho, apuesto por las versiones lo más fieles posibles. Me encanta cuando en estos cortos sacan edificios, vehículos, localizaciones y objetos y cuando llegan a calcar los personajes sin caer en el ridículo. Y que muchas veces no es imposible, solo hay que darle el enfoque adecuado.

Os dejo las direcciones de estos cortos y un tercero, Saiyan Saga. Tanto Light of Hope como Saiyan Saga son episodios piloto.

Dragon Ball Z The Fall of Men (2015)
Dragon Ball Z Light of Hope (2015)
Dragon Ball Z Saiyan Saga (2012)

1 Dragones y Mazmorras (2000)
2 Habría un poco de Mimic (1997) en el concepto, que me da a mí que lo mismo el propio Toriyama se vio influenciado por ella.